24 junio, 2024

Abundancia Económica

Descubre el Sendero hacia la Abundancia Económica: Estrategias, Consejos y Reflexiones para Transformar tu Vida Financiera

Resumen El código del dinero Cap. 7, 8, 9

6 min read
El secreto de la prosperidad económica está en la flexibilidad que tengamos con respecto al cambio. Cuando nos podemos adaptar a este. Estamos actualmente en la era de la información donde debemos ser tan creativos para sacar provecho a la información. Cuando pasemos a otra era debemos tener la flexibilidad suficiente para poder hacer el cambio a lo que venga. Cambiar el tipo de pensamiento no es algo fácil que se pueda hacer de la noche a la mañana, pero debemos estar dispuestos hacer este cambio de pensamiento.

Es importante tener en cuenta que la información por sí misma no es poder. Tener la información no hace ningún cambio si no estamos listos para interpretarla, analizarla y usarla de manera correcta. Que nos ayude a crecer, que nos brinde un valor adicional al de solo poseer la información. La diferencia hoy en día entre una calidad de vida mejor está basado en el conocimiento que poseemos y cómo podemos usarlo para nuestro bienestar.

Debemos tener presente que la ignorancia nos va a condenar a una vida difícil y con un futuro poco prometedor. La educación financiera constante nos puede ayudar a generar riqueza en el mundo actual.

“Un hombre pobre no es el que no tiene un céntimo, sino el que no tiene un sueño” Samsón, R.
Lamentablemente todos debemos usar las mismas reglas del dinero, y digo lamentablemente, ya que existe muchas personas que al parecer no están interesadas pero que de igual manera deben participar. Todos queramos o no nos toca participar en el mismo proceso económico. Las personas que tienen mayor conocimiento de este van a tener mayor posibilidad de salir victoriosas. Esto es igual que cualquier juego cuando entras y no sabes las reglas tienen una gran posibilidad de perderlo todo. Educación es lo que puede hacer la diferencia para salir con mejores resultados.
Debemos preguntarnos que estamos dispuestos a perder y que estamos dispuestos a ganar para poder iniciar nuestro estudio financiero. Con esto vamos a poder tener unos objetivos más claros de que muestren el camino a seguir para mejorar nuestra situación.
Ahora es cuando se tiene que pensar en el plan que tenemos para nuestro futuro y pensar que el empleo seguro no existe. Todos en cualquier momento podemos dejar de ser útiles para una empresa y cuando eso pase tenemos que estar preparados. Esto es una situación difícil que pasan muchas personas en todo el mundo y solo los que están preparados van a poder salir mejor del problema.
Con la globalización creció la cantidad de personas en busca de trabajo lo cual hace que los sueldos tengan un menor valor en el tiempo. La ley de la demanda nos trate de explicar este fenómeno, cuantas más personas estén buscando un trabajo el salario tiende a bajar. Por lo que es una responsabilidad enteramente de nosotros velar por nuestro propio futuro y tratar de mejorar las condiciones de nuestra vida en los años dorados.
Lo importante es que nos demos cuenta de las cosas que están pasando a tiempo para poder buscar planes de contingencia a todo este caos y velar por nuestro propio bienestar.
Tenemos que vivir en un mundo globalizado que representa cambio constante. Cambios en la cultura, economía, forma de pensar, etc. Las personas se pasan a vivir a otros países para buscar mejores oportunidades, es decir, cada día las fronteras son más pequeñas. Todos debemos vivir de esta nueva manera y un mundo cada día más pequeños y saturado que nos empuja a ser más creativos para poder sobrevivir.

Estamos en un momento de la vida cuando tenemos que tomar conciencia cada uno de nosotros de nuestro papel en la sociedad y que futuro queremos. Dejar de culpar a los otros por nuestros problemas, buscar el crecimiento económico y de educación financiera que nos hace tanta falta para poder interpretar mejor las señales que nos da nuestra sociedad y el mercado. No podemos solamente esperar otra cantidad de años que las cosas salgan bien. Nuestro futuro es nuestra responsabilidad.
Las nuevas generaciones tienen una tarea muy importante en este mundo, deben trabajar muy duro para poder mejorar la calidad de vida en una era muy exigente. Hoy en día solamente ir a la universidad para obtener un título no es suficiente para salir adelante en este mundo tan competitivo. Ocupamos nuevas herramientas y esfuerzo extra para poder mejorar nuestra vida y tener un futuro que nos permite tener una calidad de vida. Papá gobierno no puede resolver los problemas de todos los habitantes y darnos la calidad de vida que esperamos. Por eso debemos tomar conciencia y acción rápido para velar por nosotros mismos.
La globalización trae dos escenarios uno para los que se les esta desplazado el trabajo de malo y el otro para los que están ganando nuevos empleos de muy buena. Depende con la óptica que se vea la globalización puede traer prosperidad o pobreza. La situación se ve más complicada para las economías fuertes. Las emergentes están compitiendo en calidad y precio. En el momento que la calidad se iguala ya no tienen como competir las economías fuertes ya que los precios no son comparables a los países más pobres. Hoy en día cuando salimos a trabajar estamos compitiendo con el resto del mundo y no solamente con nuestro mercado local.
Sin importar que tan lindo o feo se pinte el futuro la vida tiene que continuar, entonces es el momento de decidir si queremos un futuro positivo para nosotros o queremos estar en la lista de desempleo y con deudas que ya no se van a poder cubrir. En este mundo cada acción tiene ganadores o perdedores. La pregunta es ¿en cuál bando quieres estar?
Inteligencia financiera: dejar de trabajar por dinero y crear un sistema de ingresos múltiples que trabajen para ti. Con esto debemos diversificar nuestros ingresos para mejorar nuestra situación financiera a largo plazo.
Libertad financiera: Cuanto tiempo puedes continuar viviendo si dejas de trabajar.
La libertad financiera la vamos a lograr obteniendo un crecimiento anual de más de 10% de nuestros ingresos. Es muy difícil obtener este tipo de crecimiento con un trabajo. Se requiere de diversificar los ingresos para poder mejorar nuestros niveles de crecimiento. Para poder mejorar en nuestro crecimiento económico debemos plantearnos la cifra de dinero que deseamos percibir año tras año y con este objetivo trabajar para conseguirlo.
Después de todo no debemos olvidar que somos seres humanos y estamos tratando con otros seres humanos por lo que dentro de esta ecuación es importante agregar la inteligencia emocional para poder mejorar las relaciones humanas que estamos creando. Esto nos puede ayudar a crear nuevas oportunidades y conocer personas con las cuales se pueda crecer y prosperar.
Una persona inteligente financieramente tiene la capacidad de ofrecer diferentes servicios o productos para poder producir ingresos de diferentes fuentes y no depender de una única entrada de dinero. Esto condena a las personas a un futuro muy incierto. Debemos tener la capacidad de diversificar nuestros ingresos con el fin de ir ganando la independencia financiera.
Las personas inteligentes financieramente tampoco destruyen su capital ni buscan prestamos de pasivos. Estos hacen crecer su dinero en el tiempo y sin poner límites de lo que quieren hacer con su dinero. Se educan y resuelven sus problemas con creatividad.
Mejorar la productividad nos permite acortar el tiempo que estamos dedicando a trabajar y podríamos enfocarnos en otras cosas. Debemos pensar en hacer más en menos tiempo con el fin de mejorar nuestra productividad.
Continuamos viendo que la gran diferencia entre una persona pobra y una de altos recursos económicos es su forma de pensar, su visión del mundo y como percibe el dinero. Cada uno de nosotros tenemos el poder de cambiar nuestra propia realidad, tenemos que romper los miedos y los límites que ponemos en nuestra mente. No podemos permitir que otras personas controlen nuestro futuro y nuestra calidad de vida. El poder de cambiar y mejorar esta en nosotros solo tenemos que tomar acción.
El cambio siempre es difícil, pero debemos hacerlo por nosotros mismo y empezar a pensar como un millonario. Buscar nuestra libertar financiera con la que podremos pasar unos años más tranquilos en el futuro. Tenemos que seguir nuestro propio camino, pero sin poner límites que nos obstaculicen nuestros sueños.

Siguiente

Referencia
Samsón, R. El código del dinero conquista tu libertad financiera (1ª edición). Ediciones Obelisco (2009)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.